Masaje-relaja

Un buen masaje te relaja al instante

No es nada nuevo encontrar personas que no sepan para qué es el masaje y para qué es que generalmente se usa.

Basta con decir que es sumamente relajante y baja la tensión del cuerpo.

Con solo recibir la primera sesión se puede experimentar al salir lo liviano que sentimos el cuerpo.

Además esclarece la mente, haciéndonos sobrellevar los problemas del diario vivir como algo insignificante. Y sin darle muchas vueltas a los asuntos.

La revista estadounidense llamada “Journal of Alternative and Complementary Medicine” respalda datos en una publicación que muchas personas suelen buscar.

Fue dirigida por Mark Hyman Rapaport y por otros colegas en Los Ángeles.

La investigación resalta muchos beneficios que propicia el masaje inmediatamente.

Este equipo de expertos tomó un grupo de voluntarios para que experimentara un masaje sueco, de aproximadamente 45 minutos.

Después de haberlo finalizado se midió la cantidad de cortisol (hormona de estrés o tensión) en cada uno de los participantes.

Se pudo observar que el nivel de la hormona bajó lo suficiente. Como para quedarse una semana entera en el mismo lugar, con solo una sesión.

Es curioso como esta terapia ayuda a relajarnos al instante, y mejor aún. Prolonga esta sensación durante toda una semana o más.

Los que han experimentado un masaje por un técnico especialista saben que es cierto.

 

Relajación profunda

 

La relajación profunda se logra dar a través del masaje, ya que este baja el ritmo de nuestro corazón, la respiración y presión sanguínea en arterias.

Doctores lo recomiendan cuando existan afecciones relacionadas con la cabeza como el insomnio, cefalea tensional y situaciones de estrés.

Cuando se habla de masaje, hay que ponernos a pensar más allá de las técnicas manuales aplicadas de forma mecánica. A las diferentes regiones de nuestro cuerpo.

Tenemos que adentrarnos y establecer un verdadero criterio acerca de la comunicación que fluye entre el receptor y el masajista.

Hay que compararlo en situaciones en las que se hace contacto cuerpo con cuerpo al dar un abrazo a un ser querido, amigo o familiar.

Esta persona y usted podrán sentir algo al hacerlo, si se tiene empatía o no.

Muchas veces olvidamos que significa entrar en contacto con las personas de manera amena.

No nos estamos refiriendo a la parte sexual coital, más bien, esa sensación agradable de recibir ese “calor humano”.

Este nos hace sentir alegría cuando recordamos o vemos a algún conocido en la calle.

Olvidamos a menudo cómo tocar, en dónde y la profundidad de este toque.

Cuando se habla de toque es ese abrazo o ese gesto hacia alguien de manera sincera.

 

El ambiente importa

 

Cuando nuestra pareja nos masajea, sentimos precisamente esa sensación, una vitalidad impresionante que nos rodea por todo el cuerpo.

Las manos son un elemento esencial a la hora de trasmitir emociones y sensaciones a alguien.

Los terapeutas hacen eso precisamente:

Entrenar sus manos y energía interior. Para brindarnos por medio del masaje un bienestar y felicidad que no se logra de otra manera.

El ambiente en el que nos encontremos, las tensiones que se apodera de nuestro cuello, hombros y espalda.

La música que se utilice y los aceites minerales aromatizados:

nos van a transportar a un viaje distinto al que estamos acostumbrados.

Esto penetra a regiones sensibles de nuestro cuerpo que sincronizará todo en armonía perfecta.

Nos dará meditación y relajamiento profundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*