Masaje-esguince

Masaje en esguinces de tobillo

No se está tratando de hablar de un masaje a un esguince de manera directa, mucho menos si es grave. De hecho, el masaje trata esguinces que ya hayan sido previamente diagnosticados y colocados en el tipo primer, segundo o tercer grado. Porque de esta manera se habrá descartado si hay posibles fracturas o fisuras.

Así el masajista entonces podrá examinar posibles molestias al aplicar masaje. Y sabrá cómo trabajar la región correctamente.

En el caso de esguinces agudos:

Siempre se aplica hielo con mucha precaución y se puede hacer un vendaje ligero que limite el movimiento de la zona lesionada. Al mismo tiempo permitirá que exista una flexión de esta, sin que sea tan doloroso. Además el vendaje ha demostrado que en cierta manera ayuda a acomodar las articulaciones dañadas.
Después de haber pasado por el período primario de estas lesiones, se puede retirar las vendas. Después de haber comprobado que no existe dolor se emplea un masaje abundante y suave.

Frotando y friccionando toda la zona.

Estos movimientos ayudarán a aumentar el transporte de sangre y la nutrición (trofismo) de los tejidos afectados.

Adicionalmente se incluirá también el masaje en el pie y la pierna para relajar toda la musculatura.

Y propiciar los mismos beneficios ya antes mencionados.

Esta terapia nos va a servir para recuperar y reincorporar el tejido articular

 

De nuevo a sus funciones convencionales. También logrará que estos se comporten con normalidad tras un trauma que en algunos casos pueden ser muy intensos y difíciles de sanar.

Por último recuerde ejercitar todo lo que pueda la zona del esguince hasta que sienta que ya no existe ningún dolor.

Masaje en las contusiones de la pierna

Comúnmente las contusiones se suscitan en la espinilla y en otras zonas de las piernas como los gemelos.

Por supuesto que por hacer deporte.

De hecho es porque la tibia tiene mucha exposición a golpes. Si se compara con otras partes que están rodeadas de músculos que protegen y amortiguan golpe.

Estas partes que mencionamos anteriormente en cambio.

Solo poseen una ligera capa de piel y hace que tienda a inflamarse el periostilo con mucha facilidad.
Cuando hay contusión en el área de los gemelos se producen contracturas.

Estas provocan mucho dolor e incapacitan al afectado en sus movimientos normales.

Para poder suministrar un masaje a alguna contractura de los gemelos:

 

Primero se necesita que haya pasado la fase de periodo agudo. En el que se toma hielo y se pone sobre la parte dañada abundantemente lo máximo que se pueda en un día.

Tras pasar la inflamación se pueden realizar las maniobras específicas a la contusión con el objetivo de elevar la presión sanguínea. Beneficiar los músculos aliviándolos del dolor, estimular el drenaje de toxinas y acelerar la recuperación del tejido afectado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*