veganismo

Veganismo: más que un estilo de vida

Más allá de una tendencia dietética, el veganismo se dispone como un estilo de vida. Cuyo principio está basado en cuidar nuestra salud respetando los animales y el ambiente.

Considerando que cada día se revelan nuevos estudios que relacionan el consumo de grasa de origen animal con afecciones y/o patologías vinculadas a problemas cardiovasculares:

El  veganismo surge como una filosofía que te acerca a la naturaleza promoviendo sanos hábitos alimenticios.

Una dieta vegana no contempla alimentos de origen animal, tampoco subproductos animales. Es decir, ni siquiera un derivado de estos.

Por el contrario, se basa en el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos, semillas, legumbres y otros. Todo esto con el fin de dar una nutrición más sana a tu cuerpo.

 

Su contribución a la protección de animales y el ambiente

Cada año son destruidos miles de hectáreas de terrenos destinados a la alimentación del ganado.  Sucesivamente los sacrifican para la comercialización de su carne. Mientras que por otro lado, se pierden otras especies animales y vegetales al talar estas grandes extensiones de tierra (incluso selvas tropicales). Que condicionan para la producción industrial de carnes y sus derivados.

Estos grandes negocios de carne, productos lácteos y huevos contribuyen sustancialmente al cambio climático y a otros problemas de orden ambiental. El consumo de recursos como el agua y combustibles para la obtención de proteína animal:

Contribuyen enormemente a la contaminación del planeta.

 

Veganismo vs vegetarianismo

El vegetarianismo se basa en un tipo de alimentación que:

Aunque elimina el consumo de carne, en determinadas ocasiones admite el consumo de alimentos de origen animal (como la leche y los huevos).

Así como otros de esta misma procedencia como la mantequilla y la gelatina.

Dentro de esta tendencia alimenticia existen básicamente 3 tipos de dietas con algunas variaciones entre ellas:

  • Vegetariano estricto (no consumen ni lácteos ni huevos, solo vegetales)
  • El lacto vegetariano (solo lácteos en su dieta)
  • Lacto-ovo vegetarianos (consumen huevos y lácteos).

En cambio el veganismo, por su parte es una opción de alimentación basada en alimentos de orden vegetal de forma exclusiva. Y se reconoce como una tendencia que deriva del vegetariano aunque se le suele confundir.

Los principios del veganismo son más amplios…

Ya que no sólo se refiere a los hábitos  de alimentación, sino que va mucho más allá de eso.

Más bien es un estilo de vida y no admite el uso de prendas, accesorios o productos que posean origen animal.

Como sabemos gran parte de los productos cosméticos y de higiene han sido ensayados en animales o contienen algún componente de tipo animal. Así que como vegano hay que documentarse bien sobre qué introducir a la rutina diaria.

Podemos concluir que las dos filosofías, en definitiva:

  1. fomentan el respeto por los animales
  2. no contribuyen a la explotación a la que son sometidos para las producciones alimentarias de masas.

Ambas dietas son muy saludables y altamente aconsejables. Pero no son iguales, sobre todo porque sobre ellas reposan temas éticos diferentes.

Finalmente, la próxima vez que oigas los términos que hemos analizado sabrás que el vegetarianismo es una dieta. Mientras que el veganismo se trata de un modo de vida que trasciende más allá de la alimentación.